0

El nacimiento de Elche

Publicado por el .

Los primeros poblamientos en el plazo municipal de elche, se remontan al Eneolítico, y más tarde en la Edad del Bronce. Especialmente son  numerosos son los yacimientos ibéricos, cuya cultura alcanzó aquí un notable desarrollo en el siglo IV a.c.

Este asentamiento ibero fue conquistado por el Ejército romano al mando de Cayo Flaminio en el 203 a.c. La Illici romana, situada en el actual promontorio de Alcudia, permitió disfrutar de momentos de esplendor y prosperidad, pero en el siglo III sería parcialmente destruida en una de las habituales incursiones bárbaras, aunque posteriormente fue reconstruida y refortificada.

Con la invasión musulmana, la IIlici visigoda quedaría incluida dentro del territorio de Teodomiro, que tenía cierta autonomía del vasallaje del poder islámico. Sería a finales de este periodo (s.VIII) cuando la ciudad debía trasladarse al emplazamiento actual.

La conquista cristiana se efectúa casi sin lucha, en virtud de un pacto anterior, pasando Elche a poder del entonces infante Alfonso de Castilla, aunque el monarca aragonés Jaime I debía reconquistarla, junto con los territorios cercanos, en 1265, tras una sublevación musulmana. Durante el reinado de Fernando IV y aprovechando la conflictiva situación interna de Castilla, las tropas aragonesas se apoderaron de Elche, y tras posteriores acuerdos, quedaría incorporada al Reino de Valencia.

Jaime II cedía la ciudad en apoyo a su hijo Ramón Berenguer, pasando a partir de entonces a ser  propiedad de distintos nobles.

A principios del siglo XVI, la ciudad sufrió frecuentes incursiones berberiscas, destacando el saqueo de las hordas del pirata Barbarroja en 1522. La presencia de musulmanes en la villa agravio el problema, hasta que fueron expulsados ​​en gran número, definitivamente, en 1609.

Durante la Guerra de Sucesión, la ciudad de Elche se declaró partidaria del archiduque Carlos, y sería saqueada por las tropas de Felipe V, saqueo que se repetiría por las tropas del general Mombrun en 1812, en el transcurso de la Guerra de la Independencia.

En 1871, el rey Amadeo de Saboya le concedería el título de ciudad.

Te puede interesar

Escribe un comentario