0

Las Afueras y Gastronomía de Santa Pola

Publicado por el .

santa pola

El relieve de la comarca del Baix Vinalopò, en la que se encuentra Santa Pola, está marcado por la sierra del mismo nombre, que baja hasta el mar. Los acantilados ciñen un amplio sector de playas de arena, dunas móviles y albufera, zona húmeda en la que se extienden las salinas al lado de remansos de agua dulce. El Parque Natural de las Salinas de Santa Pola es el antiguo humedal de Elche, en el que se instalaron unas salinas. La fauna y la flora se han adaptado a estas especiales condiciones de humedad y alta salinidad, y así podemos avistar colonias de flamencos y cercetas pardas (muy difíciles de ver en Europa). En las zonas inundadas podemos observar algas marinas. El Cabo de Santa Pola remata el paisaje que se extiende alrededor de la urbe.

Observando la riqueza marina de la llamada Costa Blanca no es difícil adivinar de qué productos se nutre la mesa alicantina. Entre el exquisito marisco de la zona destaca el sabor de quisquillas, cigalas y gambas rojas. El arroz, siempre presente en esta región alicantina, se prepara “a banda” (cocido con pescados y servido con alioli), negro (con tinta de calamar), o en paella de marisco. Entre los guisos de pescados se descubren sabrosas elaboraciones locales como el blanquillo de rape, el guiso de sepia o el caldero de pescado. Las doradas y lubinas se preparan al horno, mientras que los de tamaño menor se fríen en abundante aceite de oliva. Y como buena zona salinera, las salazones de hueva, mojama, bacalao o bonito son muy apreciadas.

Más información – Municipio del área metropolitana de Elche: Santa Pola

Fuente – Santa Pola

Te puede interesar

Escribe un comentario